C/ Euskalduna, 10. 48008 BILBAO

Somos el primer equipo que comenzó la práctica de la vasectomía como procedimiento de contracepción definitiva en el varón el año 1981. Desde entonces hemos perfeccionado y simplificado la técnica para hacerla más segura y más reversible. Llevamos realizadas más de 20.000 intervenciones, la experiencia más amplia realizada por un solo equipo médico en nuestro país.

Operamos los viernes, el paciente se recupera el fin de semana y el lunes reanuda su trabajo habitual. Una semanas más tarde puede reanudar sus relaciones sexuales, con precaución, hasta confirmar la ausencia de espermatozoides tras 15 eyaculaciones y dos seminogramas negativos.

Desde 1987 hemos atendido a 400 varones que deseaban recuperar la fertilidad perdida por la vasectomía. La reversión es una operación compleja técnicamente, con microscopio quirúrgico pero que no precisa ingreso en clínica y el paciente se recupera en su domicilio.

El éxito en la reversión es variable, cuanto mayor es el tiempo transcurrido desde la vasectomía previa menor el porcentaje de éxito, por encima de los 12 años sólo uno de cada tres varones consigue su objetivo. La mayor parte de los solicitantes de reversión no cambian de opinión sino de esposa. El divorcio es la clave del aumento de demanda de reversión de la vasectomía.