C/ Euskalduna, 10. 48008 BILBAO

Con la retirada de la regla se producen unos cambios importantes en la mujer. Los sofocos son los síntomas más frecuentes, comienza a dormir menos, está irritable, a veces deprimida... El sexo pierde interés, disminuye la lubricación vaginal y las relaciones sexuales se vuelven molestas e incluso dolorosas. La vejiga disminuye su elasticidad, lo que incrementa el riesgo de incontinencia y urgencia urinaria.

La osteoporosis: con la menopausia se inicia una pérdida rápida del calcio óseo, y se aumenta el riesgo de aplastamientos en la columna vertebral y fracturas de muñeca y de cadera.

Los estrógenos mejoran esta secuencia de acontecimientos... pero surgió la “alarma” de aumento de cáncer de mama después de cinco años de tratamiento con estrógenos equinos y progesterona.

Tenemos otras opciones, los estrógenos naturales de la mujer y los estrógenos vegetales como la soja a dosis bajas, son una buena elección para las mujeres cuya calidad de vida esté deteriorada por unos síntomas muy intensos.

Pasear nunca ha hecho daño a nadie. El calcio con vitamina D deben tomarlo casi todas las mujeres a esta edad para proteger los huesos.

Visite a su ginecólogo anualmente. Servirá para valorar su estado de salud, ajustar los tratamientos, revisar las mamografías y densitometrías, citología del endometrio y ecografía vaginal ante una sintomatología específica.